La energía de los comienzos

Las líneas que vienen a continuación fueron escritas por mí hace ya varios años.

Cuando la idea de mi proyecto de coaching y tener un blog era algo aún lejano, pero quería estar preparada para esa primera publicación.

Yo he cambiado mucho desde entonces pero me ha parecido un bonito homenaje a mi “yo del pasado” el mantener la idea original y compartirla:

 

Aquí está.

Costó.

Pero aquí está, colgado por fin en el blog.

Quise que fuera perfecto, adecuado para cada potencial lector.

Le di mil vueltas, luego otras mil… (Así, “sin exagerar”…)

Cambié esto, lo otro, lo releí…

Empecé de cero, retoqué…

Hasta que me dije: “Basta. Así va.”

Y aquí está, inocente y abandonada a su suerte:

Mi primera publicación en el blog.

Sé que la releeré mucho tiempo después y sonreiré.

Cuando publicar sea el pan nuestro de cada día, me reiré de mis miedos de principiante.

Pero ese primer paso es como el de los niños.

¿Quién se ríe de los intentos inseguros de un bebé?

Y, sin esas pruebas iniciales e inciertas de los primeros pasos, no llegaría el adulto a correr, saltar y caminar…

Que nadie te quite tu espíritu emprendedor.

Toma la iniciativa y prueba.

¡Ah! Y disfruta de la emoción.

 

Todo comienzo tiene una energía especial…

Es una página en blanco en la que tú eliges si gana la sensación de abundancia de todas las maravillosas posibilidades que se abren ante ti o el miedo por lanzarte a una aventura incierta.

Si escoges lo que quieres desde dentro, lo que te hace feliz de verdad… siempre acertarás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descárgate tu «Decálogo para una mente inspirada.»